Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Aboguemos por una patria sólida y de dialogo

02/01/2020 12:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La unión es de los pueblos

Aventis

El asunto no es el socialismo o comunismo, sino quienes activan ese universo en el contexto territorial y geopolítico. nosotros, fuimos colonizados por españoles y en esta región sur, se nos llamó Hispania, luego vendrían los británicos y portugueses. Ahora, luego de la muerte de Ernesto Guevara De La Serna, Fidel Alejandro Castro Ruz y Hugo Rafael Chávez Frías, todos los que se dicen representantes de esta estructura política desean establecer sus propios compromisos y repartirse las ganancias del presupuesto con el equipo militar que lo sustentan.

De inmediato, lo que se perjudican son las comunidades que no perciben sus presupuestos para ir a una inversión cierta. Hay muchos detractores que exigen peajes en las rutas, más la FANB que ya se encuentran contaminadas, desde un simple punto de control hasta un puesto de dirección política, muchos exigen su tren para continuar su camino, ya saben que hay una militancia trastocada por la corrupción. Lo que, sí es fundamental para algunos es presentarse a las elecciones.

Por detraerse del fondo común, este tipo de peajes supone una clara discriminación hacia el resto de las comunidades que, por el simple hecho de estar gobernadas por juntas comunales del Psuv o, incluso por el propio colectivo de la comarca, no tienen posibilidad de entrar en esa puja. Y casi todas ellas son precisamente las que engrosan la Venezuela y España Vaciada. Maduro, como presidente no lo ignora, pero algunos militantes si se lo recalcan los presidentes damnificados porque están aislados del pueblo, al menos no podrá llamarse a Chávez ni a Fidel. Ya partieron de este mundo. Solo quedan sus ideas.

 

«Las elecciones, en democracia, nunca pueden ser un fracaso», ha proclamado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ante la convocatoria de nuevos comicios generales, en una oportunidad. Expresado así, el aserto resulta irrebatible. Dicho lo cual, habrá de comprender la señora Calvo el manifiesto hartazgo ciudadano ante tan reiterado recurso a las urnas ante la incapacidad política para alcanzar acuerdos de gobernabilidad. Y después de esas elecciones, observamos lo difícil que ha sido el programa de Pablo Iglesias, el mismo que asesoro con Juan Carlos Monedero algunos proyectos de cuando Chávez.

Se viene perdiendo legitimidad por el modelo de financiación partidista y la hiperinflación que nos bordea es una cuestión de investidura y autoridad, ya muchos no son nacionalistas. Las estrategias están a un lado, el nerviosismo arropa al pueblo y una puja como posibilidad para entrar a la futura Asamblea Nacional, pero, el gran problema es que la constituyente no ha funcionado. Desconocemos su realidad en la experiencia política.

 

Cada elección responde a circunstancias variables y, aunque no lo parezca, en los últimos seis meses se han movido muchas cosas en la política española y venezolana, Vox se ha desinflado y ya no marca ninguna pauta, el caudillismo de Albert Rivera está conduciendo a Ciudadanos hacia el proceso de autodestrucción que ya transitó la UPyD de Rosa Díez y a Podemos, por si no tenía bastante encima, le acaba de salir el grano de Errejón. Con la polarización incentivando el llamado voto útil, para bien o para mal el bipartidismo se apresta a resurgir, cual ave fénix, de sus nunca apagadas cenizas. En Venezuela, los socialistas adecos y sus integrantes le tocan la flauta al presidente Maduro y son los responsables del CLAP, en mi urbanización de noventa y cinco, 95, jefes de calles, noventa, 90, son de AD, Primero Justicia y Voluntad Popular.

El dialogo es fundamental para cristalizar las fuerzas

 

Viene año Nuevo, y con ingenua conciencia, los afectos (durante las cenas) serán una causalidad auténtica que pondrá a todo nuestro Ser patas arriba. Muchos reencuentros, serán el aprendizaje para deglutir el abismo (que con paciencia y entrega) soporta todo. En toda reunión familiar, aunque sea efímera, se percibe el fin doloroso y cruento de los más mayores.

 

Ida,   son gestos y actitudes. Aunque, a veces, todo es un vocablo que contradice nuestra existencia y nos impone mutismo y pasividad. Lo que importa, realmente, es el destino... Creo que todo es un hecho, que mientras es vivido, decide la responsabilidad que se revela con nuestro estado de ánimo.

Qué de personas acaban sus días siendo entonación de olvido. Es triste pensar que muchos hijos regresan a casa por Navidad y sus padres no los conocen. Yo no los veré.  Así es el Alzheimer, un certero realismo que poco a poco disminuye la memoria, y con gran elocuencia, nos habla de una existencia maltratada por la ausencia de recuerdos.

-¿Papá, no me conoces? Hay frases que son causa velada de tristeza. Sí, el martes, por la noche, muchos hogares presentarán el contraste de dos épocas; lo emocional al sentir impotencia se independiza de la coherencia y con atrevimiento se enfrenta a lo dramático. Hay escenas que son el semblante de la desesperación... Al saber que me tocaba escribir el día de Año Nuevo (el año pasado también lo hice) pensé en escribir un "Cuento de Navidad". Sí, de los que concitan y conmueven, y al final no dicen nada. También pensé en darle atención a los pavos y a los besugos. E incluso me planteé darle un poco de ánimo a los langostinos y compensarlos con "una buena chupada". Pero ya ven, una a veces es cuerda (sonrío) y mira de frente la vida...Mi cena de esta noche, será arroz con dos sardinas y medio plátano.

Lo humano, creo, comprende tardíamente las cosas. La dulcedumbre no acusa el gesto persuasivo que tamiza los finales. Este martes, día de Año Nuevo, muchas sillas serán el torso desnudo de muchos seres queridos que ya no están. La muerte, es curioso, siempre deja a los nuestros suspendidos entre dos ángeles: amor y lealtad. Y los que se fueron a otros países. Hay cosas que son extraordinarias, con sugestiva emoción mandan a paseo la realidad y nos sitúan en tiempos pasados. Me estoy acordando de mi abuela, junto al cordero de Navidad y hallacas, yo descubrí la perplejidad de un juego (ahora desconocido) pero que en otras épocas estuvo muy en auge: las tabas. Siempre, todos los años en Navidad, ella me decía: "Emiro, te he guardado las hallacas". Yo, junto a la fuerza de sus manos arrugadas, aprendí a pintarlas con esmalte de uñas en mi imaginación y juntos (durante mi infancia) fuimos el retrato más hermoso de la felicidad en Puerto Cabello. A día de hoy, aquella época es el volumen de unos recuerdos que por consiguiente producen sombras y tristeza. La Navidad es la lágrima de felicidad no existente... Todos los años, nos guste o no, nos somete con recuerdos. Sí, los mismos que con alegre semblante nos acarician la cara y después se van. Tal vez a buscar la luz en el olvido para no hacernos sufrir... Mi mayor sueño de Año Nuevo es que veamos a un verdadero presidente ejerciendo sus funciones, sin ataduras militares

Así, desde aquí, os deseo a todos Feliz Año Nuevo. Es legítimo ser agradecido y recordar a nuestros presidentes recientes, siempre, a las personas que nos dedican su tiempo.

España y Venezuela, Rusia. Feliz Año 2020.

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1582 noticias)
Visitas:
3260
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.