Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

La colosal deuda de Grecia, un problema nacional gane quien gane

20/01/2015 07:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La necesaria reducción de la gigantesca deuda griega se planteará en los próximos meses, gane quien gane las elecciones legislativas del domingo, opinan los analistas, que auguran nuevos dolores de cabeza para la Unión Europea (UE).

Los expertos creen poco probable una salida de Grecia de la zona euro, escenario que se evoca nuevamente en los últimos tiempos, y más allá del probable alargue del programa de ayuda, se plantea el problema de la viabilidad de la deuda, que alcanza el 177, 7% del PIB en 2014.

Alexis Tsipras, líder del partido de izquierda radical Syriza, quiere, si llega a ganar las elecciones, terminar con la austeridad y aspira a una reestructuración masiva de la deuda, lo que alarma en varias capitales del bloque.

Atenas vive desde 2010 bajo asistencia financiera. Sus acreedores se comprometieron a prestarle unos 240.000 millones de euros a cambio de una austeridad draconiana. Los países de la zona euro son los principales prestamistas de Grecia, directamente o a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, advirtió en varias ocasiones de que Grecia debe respetar sus compromisos. El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, aseguró que se opondría con una férrea resistencia a todo intento por borrar parte de la deuda griega.

Aunque la opción de una quita de la deuda no se menciona de momento, muchos economistas abogan al menos por acomodar los vencimientos ya que "la deuda es tan elevada que el futuro gobierno no podrá continuar pagándola", resumió Paul de Grauwe, profesor de la London School of Economics.

Más sobre

- Poco margen de maniobra -

image

El tema no es nuevo. Ya en noviembre de 2012, los ministros de Finanzas de la zona euro evocaban medidas adicionales para "garantizar una reducción creíble y viable del ratio de la deuda griega" si el país lograba desgranar un excedente fiscal "primario", es decir, descontando los intereses de la deuda.

Es lo que se produjo en 2014 y debería volver a producirse en 2015, señalan dos analistas del centro de reflexión Bruegel, Zsolt Darvas y Pia Huttl. Las condiciones están por lo tanto reunidas.

Pero "no hay tanto margen de maniobra" para renegociar la deuda, subraya una fuente diplomática europea. El Fondo Monetario Internacional (FMI), uno de los acreedores de Atenas, reconoció que la viabilidad de la deuda griega es una fuente "de inquietud seria", y exhortó a sus socios europeos a otorgarle un respiro adicional.

Pero la institución internacional siempre excluyó una política en ese sentido hacia Grecia. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, fue inequívoca en una entrevista el lunes en el periódico irlandés Irish Times. "Una deuda es una deuda, es un contrato. El impago, la reestructuración, el cambio de los términos tienen consecuencias sobre la firma" del país que renegocia, "y la confianza en esa firma", dijo.

En cuanto al Banco Central Europeo (BCE), que compró deuda griega en el mercado, no quiere intervenir por razones legales, advirtió un miembro de su Comité Ejecutivo, el francés Benoit Coeuré.

La UE ya hizo mucho, recuerdan los economistas de Bruegel: la reducción de las tasas de interés, el alargue de los vencimientos de los préstamos superiores a 30 años de media, el giro a Atenas de los beneficios que saca el BCE con la reventa de los bonos griegos, o la moratoria para los pagos de diez años.

Con simulaciones como prueba, estiman posible que la deuda griega caiga a un 160% del PIB. Un nivel que sigue siendo muy elevado y que sólo se alcanzaría tras varias décadas.

Sin contar que, sea cual fuere el escenario, la reducción de la deuda "dependerá del crecimiento del país", señala una fuente diplomática, un crecimiento hipotético por el peso de los intereses de la deuda.

Para Paul de Grauwe, rechazar una reducción de la deuda sería un error, ya que "condenaría a Grecia a pasar varios años en dificultad y alentará los movimientos políticos extremistas", lo que "perturbará a la zona euro en su conjunto".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1448
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.