Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que María Rosa Zury Rojas escriba una noticia?

La democracia y el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social

18/12/2019 10:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) nuevamente aviva el debate público. Esta institución refleja el quinto poder del Estado y fue creada con la finalidad de promover una verdadera democracia

Ante el poco involucramiento social y político por parte de los ecuatorianos se asumió –erróneamente– que estatizar la participación ciudadana ayudaría a erradicar el problema. Los resultados fueron contrarios: aumentó la poca credibilidad de las instituciones, el desinterés político se disparó y la ciudadanía dista de una real incidencia en las instancias de poder. Es oportuno entonces cuestionarse quién se encargará de la formación ciudadana si se elimina el CPCCS. Haciendo omisión de la facultad de designación de las autoridades de control que hoy se debate en el Pleno de la Asamblea Nacional, urge preguntarse qué pasará con las competencias de transparencia y control social. Lo cierto es que una participación activa ayudará a construir cimentos para una mejora en nuestro Estado de Derecho. 

Otro signo de una democracia saludable es cuando goza de un sistema de pesos y contrapesos. En sus inicios, el CPCCS buscó ser una institución imparcial, que dejó de lado los intereses políticos de quien ostenta el poder de turno y dio lugar a una legítima división de poderes institucionales. No obstante, la politización de la integración de este Consejo y de sus competencias obstruyeron rápidamente estos objetivos. Así, al momento de designar las autoridades de control primaron los conflictos de interés, se vulneró el principio de imparcialidad y se violaron los reglamentos de selección de candidatos. Lo que dio lugar a un incremento de la corrupción y a la cooptación de poderes por parte del Gobierno. La institución fue finalmente usada en beneficio del poder de turno y no de sus ciudadanos. 

En las nuevas formas de participación ciudadana, con la era tecnológica, las decisiones están más sometidas al escrutinio público, y por ende, la legitimidad del poder está en constante mira

Es preciso cuestionarse sobre la continuidad del CPCCS. Algunos concuerdan que de nada sirve mantener una institución que no cumple el propósito para la que fue creada. Otros analizan cuál es la mejor vía para garantizar la elección de autoridades. Pero, el verdadero debate debe centrarse en las nuevas formas de participación ciudadana, pues con la era tecnológica las decisiones están más sometidas al escrutinio público, y por ende, la legitimidad del poder está en constante mira. Al desaparecer el CPCCS ¿Qué nos respaldará para participar en democracia? Al parecer nada, este tema no le interesa a ninguno de nuestros políticos o peor aún no les conviene. 


Sobre esta noticia

Autor:
María Rosa Zury Rojas (4 noticias)
Visitas:
2970
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.