Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Se disparan las reservas en Cataluña para el primer fin de semana sin confinamiento comarcal

18/03/2021 04:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La apertura del confinamiento comarcal ha devuelto la esperanza al sector turístico catalán después de unos meses con un nivel de actividad prácticamente inexistente. "La situación que tenemos no es la que necesitaríamos, pero es un paso adelante", afirma el director general de Turismo, Octavi Bono.

Las "ganas de viajar" del mercado catalán se han traducido en un aumento de las reservas, especialmente en casas rurales y alojamientos ubicados en zonas del interior de Cataluña y de alta montaña. Muchas de estas reservas están previstas en Semana Santa. Para estos días, las plazas en algunos establecimientos del Delta y la Terra Alta ya están casi agotadas y en algunos alojamientos de la Costa Brava centro ya se ha llegado al 100% de ocupación.

En la Cerdaña, los hostaleros prevén superar el 50% de ocupación este fin de semana. A pesar del aumento de las reservas por el fin del confinamiento comarcal, este porcentaje es similar a las cifras de un fin de semana de invierno antes de la pandemia. Además, por ahora, solo prevén abrir los establecimientos más pequeños y de carácter familiar.

En el conjunto del Alt Pirineu y Aran, los volúmenes de ocupación y de apertura de establecimientos de cara a este fin de semana podrían ser muy similares. El anuncio de flexibilización de las restricciones de movilidad provocó una avalancha de llamadas para hacer reservas y muchas consultas sobre las políticas de cancelación. De todos modos, buena parte de estas se concentran en los días festivos de la Semana Santa, según ha explicado el presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau.

Este también es el caso de las comarcas centrales. Desde que el Govern anunció el desconfinamiento comarcal, el sector del turismo rural de la Cataluña Central ha recibido "una avalancha" de peticiones de reserva, sobre todo en Semana Santa. De momento, para este fin de semana, el primero sin confinamiento comarcal, en el Berguedà hay 17 casas ocupadas de 80, una cifra que representa el 21%.

En el Garraf, entre hoteles, campings y viviendas de uso turístico, se prevé llegar al 50% de ocupación el próximo sábado y con unos precios entre un 30 y un 40% por debajo de lo habitual. El Gremio de Hostelería apunta que buena parte de las reservas serán a última hora. "La gente no ha superado el miedo a un cambio de escenario", dice su presidente, Oskar Stöber.

A pesar del aumento de las reservas, el Gremio recuerda que cualquier fin de semana de primavera sin pandemia habría más alojamientos abiertos y las reservas rozarían el 70%. Con todo, la entidad aplaude el levantamiento del confinamiento comarcal, especialmente en la restauración, donde confían incrementar la actividad gracias a los visitantes de día.

Las Perspectivas inmediatas de aperturas en la demarcación de Tarragona de cara el próximo fin de semana son mínimas. Los establecimientos de Priorat Enoturisme tan solo tienen previsto ocupar alrededor del 20% de las plazas, en parte por la previsión meteorológica de tiempo adverso. La tendencia será similar al resto del Camp de Tarragona.

En Barcelona, la apertura del confinamiento comarcal se está notando ligeramente. "Tenemos reservas de clientes locales y de proximidad", explica la directora de marketing y ventas del Mandarin Oriental, Lourdes Gaude. El hotel volvió a abrir las puertas el 12 de marzo después de un año sin huéspedes -entre julio y octubre abrieron solo la azotea- y desde entonces ha mantenido un nivel de ocupación del 15% y 30 cubiertos diarios en el restaurante.

La Directora general de Turismo de Barcelona, Marian Muro, asegura que les consta un aumento de las reservas de espectáculos o para ir al teatro después de la flexibilización de las restricciones de movilidad. "Estamos seguros que este fin de semana vendrá mucha gente de las comarcas", afirma. Muro celebra la apertura del confinamiento comarcal y lo califica de un "motivo de ilusión" para la capital catalana.

De todos modos, la ciudad tiene una especial dependencia del turismo internacional, que representa un 83% de los visitantes. A este factor se suma la busca de destinos rurales por parte de los turistas. "En un momento donde el contexto invita buscar espacios abiertos y zonas poco densificadas, seguramente aquello que exprese mejor esos atributos se beneficiará y las propuestas percibidas como espacios más densificados seguramente no saldrán tan beneficiadas", admite Bono.

En la costa del Maresme, la mayoría de hoteles están cerrados y la llegada masiva del turismo de proximidad todavía tendrá que esperar. En un año normal, la temporada de esta zona empieza en Semana Santa y nunca lo hace con todos los establecimientos abiertos.

Al impacto del coronavirus en el sector turístico, este año se suma una Semana Santa "avanzada", comprendida entre finales de marzo y principios de abril. "Al sector de la nieve le va muy bien porque puede garantizar mejores condiciones para la práctica del esquí, pero en las zonas del litoral hace muy largo el periodo entre Semana Santa y la activación de cara en verano de mediados de mayo", explica Bono.

El Sector del camping señala que después de la primera ola de la pandemia ya detectaron una tendencia a recibir reservas a última hora, una situación que auguran que seguirá una vez levantado el confinamiento comarcal. El presidente de la Asociación de Campings de Barcelona, Francesc José Caballé, asegura que han recibido muchas llamadas para pedir información, pero que todavía se han materializado pocas reservas de cara al fin de semana.

En este sentido, señala que las reservas referentes a parcelas para caravanas, autocaravanas o tiendas son las que esperan que se reactiven pronto, si bien se tardará más con el caso de bungalows. "Es más complicado, está todo anulado porque solo pueden estar los miembros de una burbuja o con un límite de cuatro personas", detalla.

La Previsión meteorológica para este fin de semana, con bajada del termómetro y posibilidad de lluvia e incluso nieve en cotas bajas, también es un elemento que ha frenado las consultas a corto plazo, añade Caballé. Con todo, espera que poco a poco el volumen de personas interesadas en hacer noche en campings se incremente a medida que se acerque la Semana Santa y se vayan rebajando algunas de las restricciones todavía vigentes.

Más allá del impacto de la apertura del confinamiento comarcal en este fin de semana, el sector celebra la flexibilización de las restricciones de movilidad de cara en la Semana Santa. "El turismo rural o los destinos que permiten hacer actividades al aire libre están teniendo una gran demanda. Es lógico", afirma Muro.

En la demarcación de Tarragona, el incremento de reservas turísticas a raíz de la reapertura de la movilidad no empezará a notarse particularmente hasta la Semana Santa. El sector afronta con relativo optimismo las fechas festivas para poder empezar a recuperar terreno.

Los Establecimientos de interior del Camp de Tarragona tienen más demanda que los de la costa. En las Tierras del Ebro las reservas se han disparado. En el Delta y en las zonas de la Terra Alta próximas a los puertos, barracas y casas rurales ya están prácticamente agotadas, especialmente, las de un máximo de ocho plazas.

La Demarcación de Girona también encara con optimismo la Semana Santa después de que a finales de la semana pasada se despertaran las reservas en diferentes alojamientos turísticos. Tanto en el Pirineo como en muchos lugares de la Costa Brava ya hay un 80% de plazas llenas, de media.

Los hoteles que más han notado el aumento de reservas son los de la Costa Brava centro y esto ha hecho que la mitad haya decidido abrir a partir de la semana próxima. La gerente del grupo Costa Brava Centro, Judit Lloberol, ha afirmado que "hay establecimientos donde se ha llegado al 100%" de ocupación.

Los campings siguen una tónica similar y en toda la Demarcación de Girona abrirán un 40% de los establecimientos de la Asociación de Campings de Girona. Su gerente, Ward Wijngaert, ha explicado que a raíz de la flexibilización de las restricciones han recibido una "explosión" de reservas. Esto ha hecho que la mayoría de campings hayan agotado todos los bungalows y prevén que haya más de un 50% de ocupación.

En cuanto a los hoteles del Pirineu gerundense, ya tienen cerca de un 75% de las habitaciones reservadas en Semana Santa. El Presidente de la Asociación de Hostelería del Ripollès ha destacado que nueve de cada diez reservas son de visitantes del ámbito metropolitano. En una situación similar están las casas de turismo rural de la demarcación, que suman unas ocupaciones sobre el 80% en zonas de montaña e interior y del 60% en la costa.

Los destinos centrados en un público más internacional, como por ejemplo Lloret de Mar (Selva), se llevan la peor parte. En este caso, el presidente del Gremio de Hoteleros, Enric Dotras, ha asegurado que solo abrirá un 10% de los hoteles del municipio y los que lo hagan serán "hoteles familiares", mayoritariamente.

El principal motivo es que Cataluña mantiene en vigor el confinamiento perimetral y esto imposibilita la entrada de turistas de otros países y también de fuera de Cataluña. Dotras ha reclamado a las administraciones garantizar el acceso de aquellos que lleven una PCR negativa o un certificado de vacunación.

En las Comarcas centrales, el sector espera ver como se concretan las limitaciones de los grupo burbuja en el interior de las casas. "Si finalmente solo se pueden llenar con un único grupo, esto será un problema porque la mayoría de casas son de 10 plazas para arriba", lamenta el presidente de la Asociación de Agroturismo del Berguedà, Oriol Baños. Y esto, según asegura, supondría cancelaciones de última hora.

En Barcelona, la ocupación prevista en Semana Santa no es muy superior a la registrada los últimos días. El hotel Mandarin Oriental estima mantener el nivel de actividad del 15% y, quizás, registrar algún aumento del número de reservas. Aún así, la capital catalana es un destino muy basado en el turismo internacional, todavía muy limitado. Hasta antes del confinamiento, la clientela del hotel Mandarin era en un 95% internacional. Ahora, está manteniendo un equilibrio con la mitad de huéspedes extranjeros y la otra mitad nacionales.

"Mientras no tengamos activos los mercados internacionales de manera normal, el sector seguirá sufriendo. Nos va bien activar el mercado catalán y el español, pero el sector turístico catalán no tiene bastante", lamenta el director general de Turismo.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1404
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.