Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jhgisea escriba una noticia?

Embarazo y Alimentación

11/06/2014 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Embarazo o gravidez Es el período que transcurre entre la implantación del cigoto en el útero, el momento del parto en cuanto a los significativos cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia. El término gestación hace referencia a los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno. En teoría, la gestación es del feto y el embarazo es de la mujer, aunque en la práctica muchas personas utilizan ambos términos como sinónimos.

En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples. La aplicación de técnicas de reproducción asistida está haciendo aumentar la incidencia de embarazos múltiples en los países desarrollados.

El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación (aproximadamente unos 9 meses). El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto (aquel a partir del cual puede sobrevivir extraútero sin soporte médico).

Características generales Embrión humano a las 5 semanas. El embarazo se produce cuando un espermatozoide alcanza y atraviesa la membrana celular del óvulo, fusionándose los núcleos y compartiendo ambos su dotación genética para dar lugar a una célula huevo o cigoto, en un proceso denominado fecundación. La multiplicación celular del cigoto dará lugar al embrión, de cuyo desarrollo deriva el individuo adulto.

La embriología es la parte de la medicina que estudia el complejo proceso de desarrollo embrionario desde el momento de la fecundación hasta la formación del feto, que es como se denomina al organismo resultante de este desarrollo cuando aún no ha tenido lugar el parto.

Dentro del útero, el feto está flotando en el líquido amniótico, y a su vez el líquido y el feto están envueltos en el saco amniótico, que está adosado al útero. En el cuello del útero, se forma un tapón de mucosidad densa durante el embarazo para dificultar el ingreso de microorganismos que provoquen infección intrauterina. Este tapón será expulsado durante el inicio del trabajo de parto.

Mientras permanece dentro, el cigoto, embrión o feto obtiene nutrientes y oxígeno y elimina los desechos de su metabolismo a través de la placenta. La placenta está anclada a la pared interna del útero y está unida al feto por el cordón umbilical. La expulsión de la placenta tras el parto se denomina alumbramiento.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el embarazo comienza cuando termina la implantación, que es el proceso que comienza cuando se adhiere el blastocito a la pared del útero (unos 5 o 6 días después de la fecundación). Entonces el blastocito atraviesa el endometrio uterino e invade el estroma. El proceso de implantación finaliza cuando el defecto en la superficie del epitelio se cierra y se completa el proceso de nidación, comenzando entonces el embarazo. Esto ocurre entre los días 12 a 16 tras la fecundación.

Se denomina embarazo ectópico o extrauterino al que se produce fuera del útero, por una implantación anómala del óvulo fecundado (habitualmente en alguna de las dos trompas de Falopio) y con mucha menos frecuencia en la cavidad peritoneal (embarazo abdominal) y otros sitios. Signos de probabilidad de estar Embarazada Son signos y síntomas fundamentalmente característicos del embarazo que aportan un alto nivel de probabilidad al diagnóstico del embarazo. Determinaciones hormonales Tamaño abdominal Formas del útero

  • Signo de Noble-Budin
  • Signo de Hegar
  • Signo de Piskacek
  • Signo de Goodell
Contracciones de Braxton Hicks

Peloteo fetal Palpación del feto Cambios fisiológicos durante el embarazo La mujer embarazada se encuentra en un estado hipervolémico crónico. El volumen de agua corporal total se incrementa debido al aumento de la retención de sal y agua por los riñones. Esta mayor cantidad de agua ocasiona dilución de la sangre, lo que explicaría la anemia fisiológica propia del embarazo que persiste durante todo el embarazo.

El aumento del volumen sanguíneo causa un aumento en el gasto cardiaco, el volumen urinario y el peso materno. La acción de la ciertas prostaglandinas causa broncodilatación y aumento en la frecuencia respiratoria. A nivel renal se ve una leve disminución en la depuración de creatinina, y otros metabolitos.

El peso de la madre durante el embarazo aumenta a expensas del peso del feto, el peso del líquido amniótico, placenta y membranas ovulares, el incremento del tamaño del útero, la retención de líquidos maternos y el inevitable depósito de grasa en tejidos maternos. El metabolismo de la madre también incrementa durante el embarazo.

La frecuencia cardíaca incrementa hasta un promedio de 90 latidos por minuto. La tensión arterial se mantiene constante o a menudo levemente disminuida. La resistencia venosa aumenta, en especial por debajo de la cintura gestante. El corazón tiende a aumentar de tamaño, condición llamada hipertrofia ventricular especialmente izquierda y desaparece a las pocas semanas después del alumbramiento. La presencia circulante de prostaglandinas causa vasodilatación en oposición a los vasoconstrictores fisiológicos angiotensina y noradrenalina, en especial porque la angiotensina II aumenta para mantener la presión arterial normal. La hipertensión y la aparición de edema son por lo general signos de alarma en el embarazo.

La tasa o índice de filtrado glomerular y la perfusión del riñón aumentan a expensas del aumento del gasto cardíaco y la vasodilatación renal. Ello causa un leve aumento de los valores de creatinina en sangre por disminución del aclaramiento de creatinina e igualmente de nitrógeno ureico. La disminución de la presión parcial de dióxido de carbono en la sangre materna causa un aumento en la excreción renal de bicarbonato. Alimentacion durante el embarazo La alimentación durante el embarazo es un factor vital para la correcta formación y crecimiento del bebé. Numerosos estudios demuestran la relación existente entre la alimentación materna durante la gestación y la salud y crecimiento de su niño. Especial relación existe entre la dieta materna y el desarrollo neurológico, ya que al alimentarse deficientemente puede tener un aporte de ácido fólico ocasionando defectos en la médula espinal.

Además, está demostrado que la alimentación también se relaciona con el curso del embarazo si esta es inadecuada puede ocasionar complicaciones como anemia y/o preeclampsia durante el embarazo y muchos otros síntomas que pueden sufrir durante la gestación, entre ellas: la fatiga, estreñimiento o calambres, las cuales se pueden minimizar con una dieta adecuada.

La correcta alimentación también contribuye a evitar un trabajo de parto prematuro, al equilibrio emocional y a la recuperación corporal después de dar a luz. Principios Nutricionales Por éstos motivos, resulta importantísimo alimentarse de manera adecuada y esforzarse a cumplir con los siguientes principios nutricionales:

  • Cada comida cuenta para el bienestar de su bebé.
  • Consuma calorías provenientes de comidas que realmente le alimenten.
  • No ayune ni elimine comidas principales. - Prefiera los alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas.
  • Prefiera los alimentos naturales frescos en lugar de procesados.
  • Controle el consumo de carbohidratos, estos pueden aumentarla de peso, no deben ser eliminados de su dieta.
  • Limite consumo de azúcares refinados.
  • Es más fácil mantener una dieta sana cuando todos los miembros del grupo familiar están involucrados.
Calorias

Si bien es cierto que las embarazadas deben consumir más calorías que las que ingería antes de quedar embarazada para alimentarse y para nutrir a su bebé, también es cierto que los requerimientos del niño durante los primeros meses de gestación son relativamente pequeños y pueden cubrirse aumentando ligeramente el consumo calórico. Durante el primer trimestre de gestación, bastarán unas 300 a 500 calorías adicionales diarias para cubrir éstos requerimientos.

Sin embargo, no resulta conveniente contar obsesivamente cada caloría consumida, simplemente se deberán escoger los alimentos en base a los 8 principios básicos descritos y pesarse semanalmente en una balanza confiable, para comprobar que el aumento de peso sea lo más constante posible, sin subidas ni bajadas bruscas. Para ello, deberá pesarse siempre a la misma hora y en condiciones similares, por ejemplo, en la mañana después de evacuar y desnuda.

Durante el primer trimestre de gestación, el aumento de peso debería estar entre 1, 400 Kg a 1, 800 Kg y luego unos 400 a 500 gramos semanales durante el segundo trimestre y hasta el octavo mes. Para todo el noveno mes unos 400 a 500 gramos.

La OMS toma como referente los intervalos que marca el Instituto de Medicina de Estados Unidos, que basa sus recomendaciones en el índice de masa corporal previo al embarazo. Para calcularlo hay que dividir el peso en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros. Embarazadas con un peso por debajo del normal (IMC menor de 18, 5). Se recomienda un incremento de peso total de entre 12, 5 y 18 kilos. Durante el segundo y tercer trimestre, la gestante debe engordar alrededor de medio kilo a la semana. Gestantes con un peso normal (IMC entre 18, 5 y 25). Pueden engordar entre 11, 5 y 16 kilos. En los dos últimos trimestres, el aumento adecuado es de unos 400 gramos a la semana. Embarazadas con sobrepeso (IMC entre 25 y 30). El rango de incremento de peso permitido es de entre 7 y 11, 5 kilos. La ganancia semanal aconsejada después del primer trimestre es de 280 gramos. Mujeres con obesidad (IMC mayor de 30). Si se comienza el embarazo en estado de obesidad, el margen para engordar es tan solo de entre cinco y nueve kilos, con una media de 220 gramos semanales en los dos últimos trimestres. Puede ocurrir que vengan gemelos o mellizos. En ese caso, los incrementos de peso recomendados para las gestantes que esperan dos hijos son otros: Peso normal: entre 17 y 25 kilos. Sobrepeso: entre 14 y 23 kilos. Obesidad: entre 11 y 19 kilos.

Tomado de: es.wikipedia.org/

alimentacion-sana.org/

20minutos.es

Leer Más »


Sobre esta noticia

Autor:
Jhgisea (85 noticias)
Fuente:
consultanutri.blogspot.com
Visitas:
2913
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.