Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Una mujer en la imaginación, el torbellino de las aguas

16
- +
30/07/2020 14:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Fátima Aida, Thaís y Milagros fueron unificadas en un solo Ser para proyectar una sola imagen de protección a mi esencia, Thaís, mi esposa. Aída y Milagros compañeras de trabajo en la docencia desde 1989 al 2007 cuando fui jubilado

Fuente Literaria/ Relatos de Ciencia- Ficción. / 53.6-.

El Castillo del Cerro Azul, ha estado en silencio.  En la lejanía, Quazil, en la cima de la montaña llora por primera vez, solo el fuego le acompaña de la hoguera prendida horas antes para comer un pedazo de carne. Abajo, la gente corre hacia sus cuevas porque el sonido de alerta ha sonado para resguardarse de los perros guardianes y en la extensión de la planicie, las dos aeronaves ya están lista para regresar al Castillo, luego de seis meses de fuerte trabajo.

En el centro del Castillo hay un arbusto frondoso, que lo sembró María.  Ella, ayudo a confeccionar la armadura del Caballero.  E invento las armas de fuego, se necesitaba tiempo para aprender a dominarlo y acabar con los guardianes del carnicero que habían traído soledad al planeta de Quazil.

El gran reto es aferrarse a la vida, establecer una identidad como creencias.  El caballero se acerco al árbol y reflexiono, había allí dos vástagos, Eliud y Rhabani. Con ellos, los juicios. Nadie, puede soltarse del tronco principal, esta fundamentado en el conocimiento. Con él, nos deslizamos a la vida, al existir. Así que, para conocer lo desconocido, debemos trepar hacia la verdad y nuestras manos serán ensangrentadas por la experiencia.

A partir de este momento, nadie debe culparse por sus decisiones, algo extraño sucede en nuestro mundo exterior y debemos crecer, pero, cuidado, esto, nos da sensaciones de poder y debemos dominar el miedo.

En la vida, no tenemos alternativas extrañas. Todas son conocidas, porque sí desconocemos la realidad, iremos al vacío, cuya profundidad es infinita, solo quedaran los recuerdos.

De María, ya solo restan los recuerdos, forman parte del pasado y los juicios sobre ella, se van desprendiendo de todos los juicios, al final, solo ella estará unida entre el cielo y la tierra. Ahora estoy en el umbral de un planeta, pendiendo de las mofas del carnicero, Deseo estar ya en la tierra y ver mi maravilloso mundo, La Tierra.

A este hermoso árbol le estoy lleno de gratitud.  Las lágrimas se derraman sobre mi peto.  Eliud y Rhabani no están cerca, el Castillo solo con sus sirvientes y los dragones.

Ahora, puedo ser el Sol, El Arroyo, La Luna. Todas estas cosas a la vez. Cada una irradia su luz a través de cada lágrima que se derrama, porque somos Uno en el universo.

Veo la cima de la montaña y mis manos ensangrentadas junto a la gran roca. ¿Dónde están Milagros, la catira Aída, María y Thais? Simplemente no se encuentran, Asumieron su libertad y se fueron por el sendero del existir. Dos compañeras de aula, los otros dos arroyos de un camino. Las cuatro, lágrimas que deletrean mi verdad en ciclos de mi vida.

Así, contemplemos el espejo.  Nuestro rostro esta todavía lleno de inocencia y belleza.

No todo es agradar a la gente, ¿Y nosotros y la pareja?

El árbol, no es un fantasma en nuestra vida, Es el reflejo de nuestra verdad.

Milagros, la admiraba por su voluntad de hacer las cosas, la amaba y apreciaba porque su alma me permitió entrar a su casa en telepatía

II

De Milagros, me recuerdo el instante cuando abrió la puerta de su vehículo nuevo y me senté para su contemplación, de su hija cuando me lanzaba una pelota de voleyball en el liceo, me acompaño junto a Aída desde el año 1989 hasta el 2007 en un salón de clases, cuantas experiencias y potencial. Los seres humanos somos perfectos, y, el tiempo nos hace visible y permanente.

Cuando uno aprecia, esconde los sentimientos y solo pronuncia palabras De cierto, fueron años donde me sentí profundamente emocionado y uno, se va sosteniendo ante los laúdes. Porque la montaña de repente se nos encrispa adelante, pero, hemos llegado a la cima. Es un descanso.

Al llegar, cruzare velozmente el Castillo, el tiempo ha transcurrido con rapidez entre montañas.

Es evidente que el Castillo del Silencio y del Conocimiento han jugado con el tiempo, mi tiempo.

El tiempo se ha hecho eterno, las puertas del Castillo deben abrirse y ver mis dragones revoletear entre las ventanas de cada torre. Ya nuestras armaduras se han oxidado y tenemos una nueva generación que no respeta, sus padres no están pendientes de sus juegos y orientación, Y esta es la función de estas pandemias, controlar lo inservible y llenar los pozuelos de cadáveres.

Todavía sueño con Milagros y Aída, son parte nuestra y del Conocimiento, es un proceso memorístico que está allí, dentro de nuestro Ser.

De ese Ser, tenemos que sacar lo malo, sacar el butano y que las llamas se lo lleven lejos, es el pensamiento maligno.

Debo partir, siembre muchos árboles alrededor de sus montañas y paisajes, Y capten la sonoridad de sus aullidos.  Somos parte del Sendero de La Verdad., no tengamos miedo en el sentir y dudas en el proceder. Quememos los arbustos y obtengamos un pensamiento fresco.

Hemos sido valientes, hembras y machos.  No estamos en una ilusión, el monstruo esta allí y solo hay que llevarlo al arroyo para que se de cuenta de su maldad, el agua cristalina hará ver su rostro reflejado en el espejo y será solo una ilusión.

Centímetro a centímetro, palmo a palmo, hasta lo exhausto debo ir a la pared de la montaña y, al mismo tiempo partir con las dos aeronaves y mirarme de nuevo, estoy muy delgado por deslizarme debajo de la puerta y buscaron debilitarme, son los demonios, hay miles a mi alrededor, tienen rostro humano. Solo, las oraciones de Aída me salvaron, porque era una rezandera y desafío a las tinieblas, sobre ella, se tendió una bendición

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1582 noticias)
Visitas:
51
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.