Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Viglesias escriba una noticia?

No a la cultura del Odio

05/09/2010 15:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Debemos de poner las barbas en remojo y analizar de donde proviene todo lo que sigue alimentado la violencia en nuestras sociedades de manera insaciable y no se detiene

La violencia que vemos en las calles, en las familias, en los barrios y comunidades, ha llegado a niveles exorbitantes no aceptables bajo ninguna circunstancia.

Debemos de poner las barbas en remojo y analizar de donde proviene todo lo que sigue alimentado la violencia en nuestras sociedades de manera insaciable y no se detiene.

Dios hablo a mi corazón y me dijo: "hijo es la cultura del odio"... sí el odio se ha impregnado en el corazón de las personas, en el seno de la familia, de las comunidades, ciudades y naciones enteras. El odio es un sentimiento de antipatía, aversión, rechazo o repugnancia hacia algo o alguien. Es el resultado de haber sido expuesto a maltrato, indiferencia, falta de amor y hasta falta de aceptación.

Este veneno es inyectado en el mismo corazón de las personas desde el seno de su familia, en hogares disfuncionales, divididos ó en donde la falta de papá o mamá marca profundamente la vida de los hijos. La falta de sabiduría en un trato equitativo hacia todos los miembros de la familia es un gran problema también. De esta manera aparecen los pleitos, los celos las contiendas de manera que el odio se apodera más y más de las personas.

A esto se suman los medios de comunicación seculares los cuales trasmiten una cantidad de violencia y odio impresionante por medio de películas, anuncios y hasta noticieros que solo insentiban imágenes negativas en la sociedad.

Este veneno es inyectado en el mismo corazón de las personas desde el seno de su familia.

No hay un esfuerzo real de las grandes cadenas de televisión y cableras por evitar que estos grades niveles de exposición disminuyan en los hogares.

Es la esfera política no hay una iniciativa fuerte real y vehemente por disminuir el odio y la violencia en nuestra sociedad, no existen leyes reales y con sentido de protección a la familia, una ley se contrapone a otra, entre muchas otras cosas que podría mencionar. No hay mano fuerte desde las instancias correspondientes, demasiada tolerancia y permisividad.

Todo en la vida tiene un equilibrio en la vida y esto es lo que hemos perdido la interacción entre todos los círculos que les he mencionado, familia, medios de comunicación y politicos unidos por un esfuerzo real de erradicar el odio de nuestras naciones.

Tampoco quiero ser ilusorio pensando que lo detendremos en su totalidad pero los niveles deben ser disminuidos en su máxima expresión. Debemos de volver nuestros ojos a Dios y cimentar una sociedad basada en principios espirituales en donde el temor a Dios, su paz y amor en nuestros corazones serán la gasolina para construir una sociedad de paz.

Digamos no al odio con acciones concretas, empapadas de un amor real desde nuestras vidas hacia nuestras familias, comunidades, ciudades y naciones.

Saludos y bendiciones, seguimos en contacto.


Sobre esta noticia

Autor:
Viglesias (5 noticias)
Visitas:
1193
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.