×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Andrea GcvMiembro desde: 17/11/21

Andrea Gcv
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.836
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
17/11/2021

Este ensayo habla acerca de lo más importante que hay que saber acerca del emprendimiento social, desde su comienzo, los emprendedores sociales más importantes y lo que se necesita para convertirse en uno

Introducción

El emprendimiento social ha tomado un papel muy importante en la sociedad, especialmente en los últimos años, durante mucho tiempo no se ha prestado mucha atención a lo que implica ser emprendedor social.

En primer lugar, un emprendedor es alguien que se involucra en nuevos ámbitos de la sociedad para sacar provecho de ellos, pero la diferencia con un emprendedor social es que asumen un problema social y lo afrontan con un camino innovador y una solución, la obtención de beneficios como el dinero es un objetivo secundario. Es por eso que no todo el mundo puede ser emprendedor social, se necesita mucha pasión y determinación hacia el objetivo principal para tener éxito, se busca un cambio en la sociedad, lo que requiere un nivel muy alto de motivación y visión.

Me gustaría mencionar algunas de las emprendedoras sociales más reconocidas del mundo:

Susan B. Anthony: fue la fundadora del primer movimiento de templanza de mujeres y una destacada líder estadounidense de los derechos civiles y de los derechos de las mujeres en el siglo XIX.

María Montessori: pionera en educación, desarrolló el enfoque Montessori para la educación temprana en niños.

Bill Drayton: Drayton es el fundador y director ejecutivo de Ashoka: “Innovators for the Public'', una organización de fama mundial que se creó en 1980 para ayudar, apoyar, conectar y desarrollar emprendedores sociales y sus ideas. Drayton es la palanca detrás de escena del emprendimiento social, habiendo acuñado el término él mismo en 1972.

Rachel Brathen: es la autora más vendida del New York Times de Yoga Girl y una instructora de yoga a nivel mundial que imparte talleres y dirige retiros en todo el mundo. Es la fundadora de “YogaGirl.com”, una plataforma en línea para yoga, meditación y sanación, así como Island Yoga, el estudio de yoga más grande del Caribe.

Como podemos ver, ser emprendedor social puede incluir muchas áreas, incluyendo problemas ambientales, fundaciones para niños, plantas para el tratamiento de residuos y fundaciones de empoderamiento de la mujer. En mi opinión es algo que te apasiona, y con esa pasión hacer un cambio en el mundo, incluso en un grupo reducido de personas.

 

¿Cuál es la diferencia entre emprendimiento social y empresarial?

La primera variable utilizada para comparar en este análisis es la falla del mercado, ya que el problema para un emprendedor comercial es una oportunidad para un emprendedor social.

La segunda variable es la misión, el propósito fundamental del emprendimiento social es la creación de valor social al público, y en el emprendimiento empresarial la misión es generar operaciones rentables para el bien de la ciudadanía.

Una tercera variable consiste en la movilización de recursos, las formas híbridas de una empresa social limitan a los emprendedores sociales a financiarse en los mercados de capitales de los emprendedores comerciales.

Finalmente, la cuarta y última variable se define como la medición del desempeño, el emprendimiento social enfrenta grandes dificultades debido a la falta de medición del impacto social.

En mi opinión, las oportunidades de un emprendedor social son muchas, e incluso mayores que las oportunidades de un emprendedor comercial. Cuando eliges el emprendimiento social sobre el emprendimiento comercial básicamente puedes crear tu propio mercado y público, la situación financiera puede ser más difícil pero el impacto que tiene la organización está en tus propias manos, y creo que si te apasiona lo suficiente puedes ingeniártelas cuando se trata de dinero, hay muchas formas de obtenerlo.

 

La capacidad de los emprendedores sociales

Bernardo Kliksberg es considerado el pionero de la gestión social, que prioriza la dimensión ética de una persona con el objetivo de alcanzar un nivel de desarrollo humano.

Construyó seis grupos de competencias, formas de pensar, actitudes, capacidades de convocatoria, orientación a la acción y construcción de alianzas y redes estratégicas.

Formas de pensar: ¿las iniciativas están generando cambios estructurales y profundos?

¿Están cambiando las formas de hacer y pensar?

Axiología: Su identidad surge de un compromiso de valores, y se centra en la dimensión ética del actuar.

Capacidades de convocatoria: desde la posibilidad de analizar claramente los problemas, el contexto y las posibles soluciones a todo tipo de públicos, hasta la posibilidad de dar un lugar en lo que se va a hacer a los posibles socios.

Orientación a la acción: el emprendedor social no es un investigador de laboratorio.

Construcción de alianzas: las alianzas con el mundo de la responsabilidad social empresarial y con las políticas públicas son fundamentales.

Actitudes: El interés debe ir acompañado del mayor respeto por la cultura, los valores de los relegados y marginados cuyas vidas quieres mejorar. (El emprendedor social necesita tener la capacidad de crear colectivamente, esta misma forma de hacer es en sí misma revolucionaria en comparación con las prácticas tradicionales de negocios y bienestar).

 

Valor social

La creación de valor social consiste principalmente en cambiar la vida de un individuo mediante la consecución de objetivos socialmente deseables. Pero, ¿cómo logramos este valor social a partir de las empresas sociales?

Uno de los mecanismos que encontré muy importante cuando se trata del crecimiento del valor social es el apoyo que reciben las principales poblaciones. Las organizaciones se enfocan en invertir sus recursos en organizaciones no gubernamentales, cooperativas, pequeñas empresas, instalaciones comunitarias y estructuras de interés social.

El principio que guía este tipo de inversiones en la corporación es tomar acciones que fortalezcan a las comunidades locales, las empresas generalmente deben tomar medidas para ganar legitimidad social y poder actuar sin oposición de la comunidad.

Podemos definir el valor social como “la búsqueda del progreso social a través de la eliminación de barreras que dificultan la inclusión, ayuda a los debilitados o los que carecen de voz propia, y mitigan los efectos secundarios indeseables de la actividad económica”

¿Cómo el emprendimiento social puede contribuir a la sociedad?

Los beneficios que el emprendimiento social puede traer a la sociedad son enormes, abarca una gran cantidad de contribuciones tales como:

  • Donaciones
  • Instituciones benéficas
  • Asesores gubernamentales
  • Programas de bienestar

Los emprendedores sociales brindan acceso al empleo, alimentos y otros servicios a quienes luchan. Se estima que las empresas que se asocian y apoyan a los emprendedores sociales podrían tener un impacto positivo en la vida de casi mil millones de personas en todo el mundo.

Si lo pensamos bien, para que una organización sea socialmente responsable es necesario que su propósito sea cambiar, hacer un cambio en la sociedad y resolver un problema con el que luchan otras personas, por eso es vital para nosotros apoyar a estas organizaciones. También pueden inspirar a las empresas a ser más innovadoras e impactantes.

 

CONCLUSIÓN

En este ensayo hemos discutido como objetivo general el emprendimiento social. Podemos decir que las empresas sociales se han vuelto más importantes a lo largo de los años, y hoy en día tenemos un conjunto limitado de herramientas para trabajar con los problemas sociales y encontrar una solución a estos problemas.

Existen diferentes variables que crean un emprendimiento social, muchas veces podemos confundir el emprendimiento empresarial con el emprendimiento social, por lo que estas variables nos ayudan a diferenciarnos y tener una mejor y más clara visión de lo que es un emprendimiento social.

El valor social es una característica clave para el emprendimiento social, cuando creamos valor social, podemos referirnos a la generación de riqueza para la sociedad a través de cambios permanentes. La importancia del emprendimiento social se centra en el impacto que tiene en el crecimiento económico y ocupa un lugar importante en los países en desarrollo.

Las empresas sociales han sido calificadas como las más innovadoras y en contacto con las necesidades de la sociedad, por eso siempre están en condiciones de proponer nuevos productos y servicios orientados a dar solución a los problemas y desafíos de la sociedad.

Apoyar a las empresas sociales es vital en nuestras vidas, debería de verse como una contribución a la mejora de la sociedad, como dije antes, la situación financiera de estos emprendimientos es una de las partes más difíciles para hacerlos crecer, necesitan nuestro apoyo y más personas que estén dispuestas a hacer un cambio en el mundo y ayudar a los necesitados.

 

 

Bibliografía:

El impacto del emprendimiento social en el crecimiento económico. Financier Worldwide. (2020, mayo). Obtenido el 10 de noviembre de 2021 de https://www.financierworldwide.com/the-impact-of-social-entrepreneurship-on-economic-growth.

Guzmán Vázquez, A., y Trujillo Dávila, MA (2008, 19 de noviembre). Emprendimiento social-revisión de literatura. Obtenido el 6 de noviembre de 2021 de file: /// C: /Users/Dell/Desktop/SSRN-id1756171.pdf.

¿Qué es el emprendimiento social? | caso - centros fuqua. (Dakota del Norte). Obtenido el 10 de noviembre de 2021 de https://centers.fuqua.duke.edu/case/about/what-is-social-entrepreneurship/.

Juneja, P. (sin fecha). Guía de estudio sobre gestión de glutamato monosódico. ¿Qué es el emprendimiento social? - Definición, su Historia y Conceptos. Obtenido el 10 de noviembre de 2021 de https://www.managementstudyguide.com/social-entrepreneurship.htm.

Mulgan, G. (2010). Midiendo el valor social. Revisión de la innovación social de Stanford, 8 (3), 38-43.

 

 

 

 

 

Este usuario no tiene más noticias