Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Adriana Pérez Hernández escriba una noticia?

Respira hondo, cierra los ojos y...olvídate del dolor

01/04/2011 01:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la hipnosis la mente se vuelve más receptiva a aceptar pensamientos positivos, que dejan atrás el dolor

Marco es un joven de 20 años, que acostumbra todas las mañanas salir a caminar para disfrutar de las montañas, así como también del canto de los pájaros, mientras cierra sus ojos para sentir la brisa del viento que lo transportan a un ambiente de tranquilidad y armonía; así es como Marco despeja su mente, dejando a un lado el estrés laboral y tristezas, simplemente deja que sus pensamientos fluyan de acuerdo con los sonidos de la naturaleza. Marco no es el único que acostumbra despejar su mente, sino muchas personas lo suelen hacer a través de una canción que les trasmite pensamientos positivos o con una simple conversación que les brinde buenas ideas. Lo que muchos no saben es que lo que Marco y otros hacen, se conoce como hipnosis espontánea.

La hipnosis se define como el estado de profunda relajación y concentración de la mente, en el que la persona está más receptiva a recibir una idea para su propio bienestar, como parte de su tratamiento psicoterapéutico. Existe confusión en el concepto de hipnosis clínica con la hipnosis de espectáculo; es por esta razón que las personas sienten temor al iniciar un tratamiento de hipnosis. En la hipnosis de espectáculo, se tiene como único objetivo entretener al público, el hipnotizador acuerda previamente con los voluntarios a realizar acciones extravagantes para divertir al público, dándoles la impresión que están bajo control del hipnotizador. En Costa Rica, la hipnosis de espectáculo está prohibida tras un decreto ejecutivo que se emitió el 5 de diciembre de 1975.

El psicólogo y sociólogo Rafael Cordero, hace énfasis en que la hipnosis es algo de todos los días, “Está en muchas facetas de la vida, en la publicidad, porque de una u otra manera, están transmitiendo la idea de que un producto es mejor o va a provocar felicidad o bienestar de alguna forma; simplemente el concepto tiene que ver con que una idea se recibe con más apertura, sin embargo, en la hipnosis también es imprescindible que la persona deseé participar, y solo va a recibir las ideas que la persona acepte, no se trata de asumir una idea que vaya en contra de sus principios”, explicó Cordero.

La hipnosis trabaja en reforzar ideas que la persona tiene y transformarlas en ideas positivas para que la persona sepa cómo manejar las diferentes situaciones de la vida, está comprobado que la hipnosis ayuda a personas con problemas de fobias, ansiedad, dolor físico y la depresión, es un complemento del trabajo psicológico.

Hipnosis y Depresión.

La depresión es una de las enfermedades más comunes en el país, pero es de las que cuenta con más opciones de tratamiento. La psicóloga e hipnoterapeuta, Hazel Blanco explica que la depresión es un problema que desde un inicio se puede evitar, “Desafortunadamente nos enseñan que las emociones hay que esconderlas, entonces sí me siento mal, hoy tomo licor, o gasto plata, hago un montón de cosas menos enfrentarlas, y obviamente después con el tiempo, le va suceder algo que no le va a gustar mucho, ese ha sido mi aqueje de siempre” dijo la doctora Blanco.

Las personas con depresión deben aprender técnicas de asertividad y de solución de sus problemas, porque alguien deprimido tiende a ver todo de forma muy negativa, dramática, y muy catastrófica, está lleno de culpa por lo que hizo y por lo que no hizo. “Se ha descubierto que con hipnosis llegamos más rápido, más directamente a esa parte de la mente, a esa parte del cerebro y abrimos esos canales, que nos conectan y nos integran como personas”, amplió Hazel Blanco.

Muchos aspectos pueden causar depresión, desde un evento reciente o uno que se arrastra desde hace años, y dependiendo de esa causa será el tratamiento de hipnosis que se utilice. El especialista debe estudiar al paciente en las primeras sesiones, para decidir cuándo se puede iniciar un tratamiento de hipnosis o si del todo no es apropiado para el paciente. En algunos casos se utiliza un tratamiento combinado con medicamentos y psicoterapia, agregándole sesiones de hipnosis, pero no siempre es así; “Si dentro de una psicoterapia, el especialista encuentra que la hipnosis puede ser útil, porque no en todos los casos se usaría dentro de la psicoterapia, muchos colegas no lo utilizan y tienen muy buenos resultados, pero sí uno cree que puede ser útil justamente para tratar esas ideas negativas que afectan a una persona en depresión, ahí es cuando podría ser útil, ya sea para entender el origen de esos pensamientos, y sobre todo buscando la modificación de esos pensamientos”, explicó Rafael Cordero.

Las causas de la depresión no siempre se deben a momentos que la persona vivió en su pasado o vive en el presente; existen casos en los que la preocupación de las personas es acerca del futuro, y empiezan a cuestionar sobre qué es lo que pasará y como se van a sentir si no logran lo que quieren, en esos casos la persona mediante la hipnosis aprende a moderar esos pensamientos que le causan ansiedad, con esto se trabaja las causas del trastorno depresivo, además el aspecto cognitivo de los pensamientos.

Existen otros casos, en los que el grado depresivo de la persona es tan severo, que su seguridad está en riesgo; por lo que antes de comenzar un tratamiento de hipnosis, la persona se somete a un tratamiento psiquiátrico, una vez que la persona presente mejoría, empezaría con hipnosis. Cabe destacar que es sumamente importante, que las personas con depresión que deseen iniciar un tratamiento de hipnosis acudan a consultorios especializados, que tengan la confianza al tratamiento y se esfuercen por tener un buen resultado, para dejar a un lado el trastorno depresivo.

¿Cómo es una sesión de hipnosis?

Al iniciar un tratamiento de hipnosis, las primeras sesiones serán para que el especialista conozca al paciente y estudie su trastorno depresivo. No todos los tratamientos son iguales, ya que varían de acuerdo a las causas de la depresión, edad del paciente y estado de ansiedad con que llegue la persona a la cita.

"Las personas con depresión deben aprender técnicas de asertividad y de solución de sus problemas..."-Hazel Blanco

Cada consultorio que realice hipnosis, cuenta con una cama o sillones reclinables para que el paciente se sienta cómodo y pueda relajarse con mayor facilidad. Algunos psicólogos utilizan música de fondo que estimula la mente a un momento de relajación, sin embargo no es un requisito esencial del tratamiento, “No es imprescindible, incluso si a la persona le gusta mucho la música puede distraerla, lo ideal sería valorar qué impacto podría tener eso en la sesión, y con eso escoger que impacto tendría en la sesión; aquí se trata de cosas que se ajustan según la persona no hay como algo estándar, sí hay pasos necesarios, como la entrevista, diagnóstico, la intervención y seguimiento, pero esto en mi opinión debe ser algo flexible para que la persona se sienta a gusto, yo creo que es el terapeuta quien debe ajustarse a la persona, y no la persona a la terapia”, comentó Cordero.

Una vez que el paciente se encuentre cómodo en la cama o sillón reclinable, el terapeuta a través de su voz, inicia un viaje de relajación para el paciente por medio de diálogos e imaginación. El terapeuta debe incitar al paciente a un ambiente de tranquilidad, armonía y que la sesión será para su propio bienestar.

El estar en un estado de relajación no es fácil para todas las personas, sí el paciente llega con mucha ansiedad e incluso atemorizado por lo que le vaya a pasar, son aspectos que impiden que llegue a un trance hipnótico. “Sí hay gente que al sentir que se van a relajar, lo hace ponerse alerta, el temor de ¿qué me va a pasar?, que sucede mucho con personas ansiosas. Cuando la persona llega porque ya no puede más llega con la esperanza, eso es muy importante en hipnosis, las expectativas del tratamiento; porque se ha encontrado en estudios clínicos, que las personas que tienen expectativas más altas, logran una recuperación más rápida y más sostenida en el tiempo”, explicó Hazel Blanco.

También existen personas que en vez de lograr un efecto de relajación en su cuerpo, ellos tienden a endurecer las facciones o el cuerpo empieza a agitarse, como sí la persona estuviera en un estado de ansiedad; en estos casos el terapeuta como profesional debe sacar a la persona de ese estado, diciéndole que se encuentra en otro lugar como por ejemplo la playa, y que se siente muy bien, el especialista nunca permitirá que el estado de la persona empeore, siempre velará por su bienestar. Algunos pacientes aceptan tener hipnosis regresivas, esto se realiza solo sí la causa de la depresión lo requiere, y las reacciones serán diferentes algunos hasta pueden llorar o conversar, “Por lo general le preguntamos, ¿dónde estás?, ¿qué estás haciendo? y la persona responde, ya que sabe lo que está viviendo en ese momento; cuando se recuerda o imagina algo, para nuestra mente eso está pasando y más en hipnosis”, comentó Blanco.

Los niños también pueden empezar un tratamiento de hipnosis, con una diferencia que su tratamiento no será en posición acostados, sino que puede ser sentados, y se realiza a través de juegos, dibujos y una amena conversación. Los niños tienen mayor facilidad para relajarse, ya que siempre viven en la imaginación y están rodeados de juegos. Así mismo, personas con trastornos mentales como Síndrome de Down, pueden recibir el tratamiento, lo cual requiere de creatividad por parte del especialista para crear una historia que transmita un mensaje positivo al paciente. Los adultos mayores también pueden tener trances hipnóticos, dependiendo de su estado neurológico.

Mitos y realidades.

Las personas se niegan a recibir un tratamiento de hipnosis porque carecen de información o creen en los mitos que rodean la hipnosis. Se asegura que la hipnosis es un “lavado de cerebro”, pero eso es erróneo, ya que la persona mientras esté en un trance hipnótico está consciente de lo que hay a su alrededor, son capaces de escuchar sonidos externos, y nunca se iniciará el tratamiento, sí el paciente no está de acuerdo. Esa falta de información acerca de la hipnosis clínica, y el negarse a iniciar un tratamiento de hipnosis, si se padece de depresión, se comprobó en una pequeña encuesta realizada en internet y que fue distribuida a través de redes sociales.

La psicóloga Hazel Blanco explicó que no es manipulación, porque la persona sabe dónde está, “La persona tiene que estar anuente, cuando yo manipulo la persona no está anuente a lo que yo voy hacer, en cambio en hipnosis, la persona sabe y acepta lo que se va tratar en su tratamiento”, amplió Blanco.

Por su parte, Rafael Cordero asegura que las personas que no creen en los beneficios de la hipnosis clínica, es porque tienen el concepto de hipnosis de espectáculo, y que deben mantenerse informados, por sí en algún momento les puede ser útil, “La hipnosis está reconocida desde hace años, por Asociaciones de Psicología y Médicas de Estados Unidos e Inglaterra, realmente es una técnica útil, siempre y cuando el profesional tenga el debido entrenamiento.” – “A cualquier persona le cae bien respirar hondo y relajarse”, explicó Cordero.

El éxito de la hipnosis en Costa Rica, se le atribuye al Doctor Mario Alvarenga Bianco (q.e.p.d.), quien por más de 50 años trabajó en medicina y realizó estudios sobre los beneficios de la hipnosis clínica, por medio de él se empezó a practicar la hipnosis para atender padecimientos como la dislexia, la depresión, y la ansiedad. En el 2010, se creó la Asociación Costarricense de Hipnosis Clínica (ACOHIC) y tiene como objetivo reunir a todos los especialistas en hipnosis para intercambiar información, testimonios, además de realizar conferencias para explicar con profundidad el tratamiento de la hipnosis clínica; Rafael Cordero es el presidente de la asociación y aseguró que tienen varios proyectos en puerta y confía en que dentro de unos años sea una asociación más consolidada.

Como cualquier otro tratamiento médico, no se da la seguridad que la hipnosis sea la cura definitiva para la depresión, lo que sí está comprobado es que con la hipnosis la persona controla el dolor emocional y aprende a aceptar las adversidades de la vida, si la tristeza vuelve algún día, la persona ya conoce las herramientas de respiración profunda, pensamientos positivos, con lo que podrían hacer auto hipnosis, que le eliminará su dolor.

“La hipnosis es una técnica útil, siempre y cuando el profesional tenga el debido entrenamiento.” -Rafael Cordero

----

Para ver Reportaje completo con imágenes y recuadros con información extra, da click aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Adriana Pérez Hernández (12 noticias)
Visitas:
8191
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.